Archivo

Archive for the ‘Historia del Cerebro’ Category

Las diferentes grasas omega-3 afectan el cuerpo de diversas formas

25 enero, 2012 Deja un comentario

Así  como existe más de un  tipo de  vitaminas B (vitamina B1, B6, B12 y así sucesivamente), hay más de un tipo de  ácidos grasos omega-3 cada uno  de  ellos afecta el cuerpo    de  diferentes formas. Los tipos de ácidos grasos omega-3, encontrados en la comida vegetal son distintos de los encontrados en el pescado. Así que si usted consume alimentos de origen vegetal que  contienen grasa  omega-3, tales como la linaza molida o el aceite  de semilla de linaza, todavía tendrá una deficiencia en las otras grasas omega-3 que se encuentran principalmente en el  pescado. por ejemplo, muchos de los alimentos q hacen vegetal de  omega-3,no con los  tipos encontrados en el pescado. Esto no es necesariamente malo, pero algunos consumidores pueden tener  la impresión equivocada de que la obtienen suficiente grasas omega-3 cuanto  de  hecho todavía  tienes  suficiente la cierta clases.

Centinelas estructuras 

Las  grasas omega-3 están involucradas con casi todas las  funciones claves del  cuerpo  y son una parte estructural importante de cada célula del organismo.nos e la clase de grasa que se  espera para ser  utilizada en una hambruna. Demos un breve vistazo  a algunos  de sus  roles vitales

Cerca biológicas

as  grasas omega-3  son las guardianas de las células. Forman la  arquitectura clave de la  membranas,  la cerca  biológica que  rodea cada  célula. Esto afecta  la fluidez  de las  células cual,   a su vez, influencia un  número  de  actividades  en  el cuerpo. En  forma  notable, la composición  y fluidez  del las membranas  celulares  dependen  en gran  medida de lo comemos.

Cimientos del  cerebro

Las grasas omega-3 son los  cimientos clave  de cerebro y  de los  ojos. Son al cerebro  lo q  el calcio   es  de  huesos. De   hecho, la  mayor  parte del cerebro (60 por  ciento) está compuesta  de grasa, la segunda concentración más alta de grasa en el cuerpo

Actividades esenciales

La grasa  omega-3   son como abejas industriosas por lo tanto el cuerpo. Demos una mirada a su impacto  a largo plazo  sobre el salud:

Comunicación  celular 

Las  células del cuerpo se comunican de manera inalámbrica y las grasas omega-3 les ayuden  a mantenerse  en este contacto. Es perecido a la recepción  de un teléfono celular puedes quedar “desconectada” esto tiene un significado especial para la  función cerebral, la cual afecta el ánimo, el aprendizaje, la concentración y la memoria.

Encender y apagar los genes

A largo de toda la vida, los  genes son regulados en  forma constante  o perdido  y apagados  como un interruptor. De forma  sombrosa, de acuerdo  con una nueva y  dinámica área de  investigaciones llamadas eicosanoides. Estas tienen  impacto en una variada  gama  de  funciones  que  incluyen la fertilidad, la  digestión, la función  renal, la respiración, la soriasis. El cáncer, las  alergias, y las  migrañas

Roles específicos en el cuerpo

Si las  actividades  anteriores  no son los  suficientes impresionantes, las grasas omega-3  juegan roles  importantes  en el mantenimiento de la salud  de los órganos. Recuerda los  síntomas  del  niño enfermo  que  tenia deficiencia de  ácidos grasos  omega-3: adormecimientos, hormigueo, debilidad, incapacidad para caminar, dolor de piernas, disturbios psicológicos y  visión capacidad borrosa. Estos  síntomas ilustran las diversas  funciones  corporales  afectadas por las  grasas las  omega-3:

El cerebro

Las grasas omega-3 ayudan a elaborar y regular en el cerebro químicos  fundamentales  que  afectan el ánimo. Estas grasas se  requieren para el crecimiento y el desarrollo del cerebro, por no mencionar la comunicación celular, la cual se puede  afectar el aprendizaje y el cociente  intelectual. Esta  función  de las  omega-3   tiene muchas implicaciones sobre el estado de ánimo  y los  desordenes   de aprendizaje, la  demencia, el estrés y la hostilidad.

La visión

Las grasas omega-3son griticas  para visión   a lo largo del  siglo vital  desde  el desarrollo  de la vista  en el útero hasta prevención de  problema  visuales  en los años tardios.es el rol tiene muchas aplicaciones en los desordenes de la visión y el aprendizaje .

 La sangre

 Aunque se pone que la sangre debe ser más espesa que el agua , el espesor sanguíneo (viscosidad puede ser riesgo para la salud las o mega hace que la sangre circule suavemente lo cual permite al corazón bombear la sangre con menor esfuerzo. Las grasas o mega tres también protegen arterias al mantenerse elásticas y flexibles.

Esta característica tiene muchas implicaciones en los infartos cardiacos y los derrames

Estimulador cardiaco natural

Las grasas omega-3 ayudan al corazón al mantener un ritmo constante despacioso .esto ayuda a prevenir muerte súbita por infarto, lo cual es una consecuencia frecuente de la arritmia cardiaca

Huesos fuertes

 Las grasas o mega tres ayudan a incrementar la absorción del calcio y la formación de los huesos y además evitan la distribución cartílagos y de esta manera juegan un rol al prevenir y tratar las osteoporosis.

Esto es difícil  imaginar  que  el consumo  inadecuado  de grasas omega-3 tendrá  algún efecto en alguna parte  del cuerpo incluyendo el cerebro  de forma clara, las  grasas  omega-3 se requieren para un cuerpo y mente sanos

Grasas, ¿Alimentos Para el Cerebro?

21 octubre, 2011 Deja un comentario

Históricamente, la humanidad ha tenido ocultos enemigos de su salud, pestes y epidemias de todo tipo han corroído y diezmado poblaciones; hoy en día la humanidad está azotada por modernas calamidades que surgen de las industrias alimentarias. Si antes el hombre navegaba ignorante con enfermedades como el escorbuto, hoy en día
estamos a bordo del barco de las grasas, y al asfixiar la sangre nos estamos ahogando lentamente.

En la era industrial, debido al acelerado consumo de combustibles fósiles, el planeta ha entrado en una crisis medioambiental y se está contaminando y calentando con el llamado efecto invernadero. Parejamente la humanidad está engordando, se intoxica y enferma por su ignorancia en el consumo de alimentos para el cerebro.

Las economías familiares se preocupan por satisfacer sus necesidades inmediatas y consumen alimentos sin reflexionar sobre el impacto que tiene sobre su cuerpo y cerebro; debido a nuestra miopía mental no consumimos alimentos para el cerebro.

La grasa no solo es combustible para obtener energía utilizada en nuestras actividades diarias, lo es también para la actividad emocional de nuestros órganos internos, en la cual juega un importante rol. Necesitamos saber que universo de grasas está transitando por nuestro tracto digestivo y cuáles empantanan o, por lo contrario, fortifican la vida de nuestros órganos internos.

Es importante describir el ámbito emocional de cada órgano y su correlación con el metabolismo de lasgrasas.

Asimismo, debe reconocerse el importante rol de las grasas en el cerebro de las personas.

El sobrepeso es un problema de millones de afectados, una pesadumbre sobre el cuerpo y sobre la conciencia.
Nuestro moderno cambio de cultura alimenticia nos trae está secuela grasosa además de una débil autoestima. En la actualidad, hasta en las grandes ciudades de África, el continente con mayor hambruna del planeta, se está presentando cada vez más el problema de la obesidad.

Por otro lado, en el mundo occidental moderno, la primera causa de mortalidad  en la población la constituye las enfermedades cardiovasculares, grupo al que pertenecen las enfermedades coronarias, infartos, trombosis, accidentes cerebrovasculares, arteria esclerosis e hipertensión arterial, entre otros. Según estadísticas, en EEUU las enfermedades cardio y cerebrovasculares representan actualmente el 35.2% de las muertes anuales reportadas entre personas de todas las edades.

Entre las personas mayores, la muerte por enfermedades cardiovasculares representa el 53% comparada con solo el 18% en 1900; esto es: en un siglo ha habido un aumento del 294%. Las enfermedades del corazón propiamente dichas son responsables del 28.5% de fallecimientos.

Es alarmante todos estos números; nos lleva a entender que actualmente tenemos un consumido irresponsable de los alimentos, si las enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares se incrementaron es claro que no estamos consumiendo ácidos grasos esenciales que son alimentos para el cerebro y que nos protegen de las enfermedades.

Fuente: Sasha Barrio Haley
La revolución de las Grasas

Categorías:Historia del Cerebro
A %d blogueros les gusta esto: