Inicio > Nutrición Para El Cerebro > Alimentación saludable para el cerebro

Alimentación saludable para el cerebro


¿Por qué Comer? El Sustento de la vida está en lo que comemos.

Toda clase de alimentos, desde las manzanas hasta el pan integral y el helado, contienen dos tipos básicos de nutrientes: los macro y los micros nutrientes. Los primeros se requieren en grandes cantidades para un desarrollo saludable; son la base de toda dieta y abastecen al organismo de energía para que realice sus funciones. Se subdividen en grasas primarias, proteínas, carbohidratos, y fibra, y casi todos los alimentos contienen estos nutrientes, aunque en diversas proporciones.

Los micronutrientes están constituidos por las vitaminas y los minerales, que son compuestos químicos que se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos. A diferencia de los macronutrientes, las vitaminas y los minerales no dan energía y sólo se requieren en pequeñas cantidades, pero su desempeño es decisivo en el funcionamiento normal del organismo y en la digestión.

Cómo adquirimos los nutrientes

 Lo que en general come un día probablemente incluye una gran variedad de alimentos de todos los grupos básicos, de modo que cuenta con los aportes de los nutrientes esenciales. Es posible que su desayuno sea rico en carbohidratos y en fibra si incluye cereal o pan tostado. Si come una ensalada mixta y si cena pescado con verduras, cuenta con el aporte de proteínas y de diversos minerales y vitaminas. Así, en su dieta figuran los alimentos de los cinco grupos.

Los alimentos y su aporte de energía

Además de nutrimentos, el alimento aporta energía al organismo. Cerca de la mitad o de dos tercios de esa energía sirve para mantener las funciones básicas e involuntarias, es decir, las actividades que realizamos sin que en ellas intervenga la conciencia (respiración, ritmo cardiaco, y temperatura corporal). La cantidad de energía
mínima para llevar a cabo esas funciones  está determinada por el índice metabólico basal (IBM), que es la tasa mínima del metabolismo medida con el cuerpo en reposo.

Las actividades conscientes, sean sedentarias o agotadoras, también consumen energía. Toda la energía que requiere el organismo proviene de los alimentos o de las reservas energéticas del cuerpo.

Me gustaria que me dejaras un comentario sobre este articulo que acabas de leer y tambien cuentame un poco y digame cual es tu principal frustración al tratar de tener una alimentación equilibrada para el cerebro, Yo personalmente estaré costestando sus preguntas y comentarios.

Por tu salus!!!

Edú González Palomino

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: