Inicio > Alimentos Para el cerebro > Los Alimentos Para el Cerebro Determinan lo que Tu Piensas

Los Alimentos Para el Cerebro Determinan lo que Tu Piensas


Aunque podamos obtener energía a partir de las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono, los alimentos ricos en estos últimos son el mejor tipo de combustible.

Esto es así porque cuando se usan grasas o proteínas para obtener energía, se forman también sustancias tóxicas en el cuerpo. Los hidratos de carbono son el único combustible “sin humo”.

No obstante, necesitan además ser de “liberación lenta”. Los hidratos de carbono complejos tales como los cereales integrales, hortalizas, judías o lentejas, u otros más sencillos como la fruta, tardan más en digerirse que los hidratos de carbono  refinados. Así pues, si come arroz integral, por decir algo, su cuerpo hará exactamente aquello para lo que ha sido diseñado. Lo digiere y libera su energía potencial de una manera constante y paulatina.

Por qué son malos los alimentos refinados

¿Qué es eso tan malo que hay en los hidratos de carbono refinados? Al procesarlos en exceso, lo que estamos haciendo en esencia es estafar a la naturaleza al aislar lo dulce de los alimentos y eliminar el resto.

Todas las formas de azúcar concentrado, ya sea blanco, moreno, malta, glucosa, miel o jarabe, son azúcares de “Liberación rápida”. Que provocan un rápido aumento de los niveles de azúcar en la sangre. La manera en que el cuerpo responde a esta furiosa embestida de azúcar en la sangre es sacándole de allí y llevándola a las células. Si estas no necesitan más combustible  lo almacenan, primero en forma de “glucógeno” en los músculos y en el hígado, y después como grasa. La mayoría de las formas concentradas de azúcar están desprovistas de vitaminas y minerales, a diferencia de los azúcares naturales como los de la fruta.

El azúcar blanco ha  perdido alrededor del 90% de sus vitaminas y minerales, y sin vitaminas y minerales nuestro metabolismo se vuelve ineficaz, y así se contribuye poco a regular los niveles de energía,  mantener la concentración y controlar el peso.

La fruta contiene sobre todo un azúcar sencillo, la fructosa. No es necesario  digerirla, pues se incorpora rápidamente a la corriente sanguínea, lo mismo que la glucosa. Sin embargo, se la clasifica como de “liberación lenta”. Esto se debe a que el cuerpo tiene que transformar la fructuosa en glucosa, que es un proceso  que ralentiza su efecto sobre el cuerpo.

Algunas frutas, como las uvas y los dátiles, contienen glucosa pura, por lo cual son de liberación más rápida. En cambio, las manzanas poseen principalmente fructuosa, y entonces son de liberación lenta. Los plátanos o bananas llevan ambos y elevan los  niveles de azúcar en sangre con bastante rapidez, Sin embargo, todas las frutas aportan fibra, que hace que la liberación de los azúcares que contienen se realice de un modo más lento. Los hidratos de carbono refinados, como el pan blanco, el arroz pulido o los cereales procesados, tienen un efecto similar al del azúcar refinado.

Por tu salud!!!

Edú González Palomino

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: