Archivo

Archive for the ‘Alimentos Para el cerebro’ Category

Cuando tu cerebro funciona bien con alimentos para el cerebro

26 noviembre, 2011 Deja un comentario

Un cerebro prodigioso  con alimentos para el cerebro trabaja a niveles óptimos. Te será más fácil concentrarte, tener buena memoria y agilidad mental. Seguido de una rutina de ejercicio físico y adoptando conductas saludables en tu modo de vida tendrá consecuencias positivas para tu vida como: mejor concentración, enfoque, productividad  y mejor salud en general.

En cambio un cerebro con problemas alimenticios  te traerá  solo consecuencias negativas como: mala memoria, migraña, estrés y demás enfermedades cerebrovasculares. El mal estado de salud puede estar asociado directamente al funcionamiento del cerebro como: comer mal, huir del gimnasio y adoptar conductas malsanas son algo más habitual cuando el cerebro no funciona del todo bien que debiera.

Le  voy a contar una historia  muy interesante.

Magno, ingeniero divorciado de cincuenta y dos años, mide 1.65 metros y pesa casi 98 kilos. Intenta ponerse a dieta, pero es incapaz de seguirla. Todas las mañanas se despierta con el propósito de comer sano, pero nunca consigue planificar las comidas ni lo que pone en la nevera. Cuando llega la hora de almorzar a medio día se muere de hambre y se para en cualquier restaurant de comida rápida, entra y pide una hamburguesa con queso y patatas fritas. Cuando llega a casa del trabajo, busca en la nevera y todo esta vacio y a continuación encarga una pizza por teléfono.

Con tres hijos pequeños, un trabajo muy absorbente y un matrimonio crispado luce aparentemente con más de los 45 años de edad. Le encantaría recuperar su aspecto dinámico, de enfoque, concentración y salud general, pero su vida sedentaria y su dieta actual actúan como un enemigo de mortal de su propia vida. Pocas veces puede conciliar el sueño, duerme pocas horas por la noche y siempre se siente deprimido, estresado furioso o triste, busca refugio en una cigarrillo o en un vaso de vino, dos o tres  y  a ves una botella fumar y beber le calman los nervios y le hacen sentir mejor —-temporalmente.

El caso presentado demuestra que el cerebro influye muchísimo en nuestra forma de asimilar las cosas. Tu cerebro te puede ayudar a tener una buena memoria o al contrario hacerte más difícil de conseguir lo que deseas en tu vida profesional.

Un abrazo cordial!!!

Edú González Palomino

Los alimentos para el cerebro intervienen en todo lo que haces

23 noviembre, 2011 Deja un comentario

Al finalizar este artículo encontraras la importancia de tener un cerebro saludable y optimo.

Es tu cerebro quien controla todo lo que haces, sientes y piensas .cuando te miras al espejo, puedes darle gracias por lo que ves .En última instancia, es tu cerebro el que determina si la barriga te rebosa por encima del cinturón o si la cintura es esbelta y bien proporcionada.

De tu cerebro depende que te despiertes con energía o abobado por ejemplo cuando sientes la necesidad de encender un cigarrillo o de tomarte un par de tazas de café también es el cerebro quien lo decide.

Por eso se dice que la forma en cómo tu cerebro funciona en cada momento determina como piensas, sientes, comes y practicas ejercicio. E incluso en la forma de hacer el amor. Su impacto en tu cuerpo es mucho más profundo, después de muchos estudios los investigadores de la universidad Cambridge, en Inglaterra, descubrieron que cuando una persona toma con su cerebro una decisión equivocada esta puede costarle catorce años de esperanza de vida.

Por eso los individuos que beben y fuman mucho, que no hacen ejercicio físico y siguen una dieta insuficiente a los sesenta años corren el mismo riesgo de morir que los de setenta y cuatro años con un estilo de vida sano, es por eso que las decisiones que toma tu cerebro puede sumar o restar muchos años de tu vida.

Por tu salud!!!

Edú González Palomino

El mejor Alimento Para el Cerebro

13 noviembre, 2011 Deja un comentario

Uno de los mejores alimentos para el cerebro es sin duda la respiración. La respiración es un acto complejo  que exige concentración, paciencia y entrega, que alimenta con oxígeno al cerebro. De hecho, la respiración es la clave de la gran mayoría de actividades físicas desarrolladas por el hombre en diferentes dimensiones de su experiencia vital: el deporte, la meditación, el erotismo, la imaginación o la educación. Cada célula tiene su propia respiración, de modo que mejora su intelecto si aprende a respirar. Consecuentemente debe evitar la suciedad, oxigenando, respirando y limpiando su cuerpo, su mente, el espacio que habita, las ropas que usa, etc.

Esto último se soluciona sembrando árboles en las calles, las plazas y los parques, ya que son el pulmón, del medio ambiente. del mismo modo que las plantas, cuando respiramos, el oxígeno refresca el cerebro y determina la calidad de la sangre en el organismo. Por está razón, es bueno ventilar constantemente el dormitorio.

Fuente: Viva Sano día a día.

Dr. José Luis Pérez Albela

 

El papel de la nutrición en el desarrollo del cerebro

9 noviembre, 2011 Deja un comentario

El cerebro es la parte más compleja de todo ser humano y también la más vulnerable. Estos 1300 g de hardware delicado utilizan casi la mitad de la energía que producimos a partir de la comida cuando estamos en reposo (y hasta una tercera parte cuando estamos activos.) En un feto en crecimiento, las células nerviosas del cerebro, llamadas neuronas , se forman rápidamente, y hacia la semana veinte el bebé tiene tantas neuronas como la madre. Luego empieza la conexión entre ellas. cada neurona se tiene que interconectar con otras, ramificándose. Este proceso se denomina arborización.

Cada neurona se conecta con aproximadamente otras 10,0000.00 formando una red remarcablemente compleja e integral. Este es el centro de nuestra inteligencia. El proceso de arborización sigue siendo un misterio para los científicos. Incluyendo tanto las instrucciones genéticas contenidas en el ADN, como el feedback procedente de los sentidos, un recién nacido  desarrolla rápidamente una inteligencia muy superior a la de cualquier animal.

 La arborización se produce hacia el final del embarazo y continúa durante la infancia, especialmente en las primeras etapas del bebé. Se supone, sin embargo, que a pesar de que es imposible buscar razones morales y éticos, la nutrición juega un papel esencial en el desarrollo del cerebro. El mineral zinc, por ejemplo, promueve la producción de ADN, y se sabe, gracias a la investigación, que antogónicos del zinc como el plomo y el cadmio dificultan la arborización hasta un 10% en los animales.

Lo que sabemos de la nutrición y del desarrollo del cerebro es que en bebés que nacen más pequeños de los normal, se presentan indicios de retraso mental, que se manifiesta con mala coordinación y reacción lenta a los estímulos. Un estudio de pacientes con el cerebro dañado, realizado en Finlandia, reveló que “un remarcablemente  elevado número de casos mostraban un mal desarrollo del cerebro, sugiriendo un origen prenatal”. El tamaño de la circunferencia de la cabeza en el momento de nacer es, por lo tanto, de vital importancia.

Más tenue es la conexión entre el bajo peso en el momento de nacer o entre el escaso crecimiento físico y la inteligencia. No obstante, parece que a pesar de los distintos entornos de aprendizaje, la inteligencia de un niño a los seis años tiene más probabilidades de ser alta si el peso en el momento de nacer fue elevado.

Fuente: Patrick Holford

Nutrición Óptima antes, durante y después del Embarazo.

Edú González Palomino

 

Los Alimentos Para el Cerebro Determinan lo que Tu Piensas

7 noviembre, 2011 Deja un comentario

Aunque podamos obtener energía a partir de las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono, los alimentos ricos en estos últimos son el mejor tipo de combustible.

Esto es así porque cuando se usan grasas o proteínas para obtener energía, se forman también sustancias tóxicas en el cuerpo. Los hidratos de carbono son el único combustible “sin humo”.

No obstante, necesitan además ser de “liberación lenta”. Los hidratos de carbono complejos tales como los cereales integrales, hortalizas, judías o lentejas, u otros más sencillos como la fruta, tardan más en digerirse que los hidratos de carbono  refinados. Así pues, si come arroz integral, por decir algo, su cuerpo hará exactamente aquello para lo que ha sido diseñado. Lo digiere y libera su energía potencial de una manera constante y paulatina.

Por qué son malos los alimentos refinados

¿Qué es eso tan malo que hay en los hidratos de carbono refinados? Al procesarlos en exceso, lo que estamos haciendo en esencia es estafar a la naturaleza al aislar lo dulce de los alimentos y eliminar el resto.

Todas las formas de azúcar concentrado, ya sea blanco, moreno, malta, glucosa, miel o jarabe, son azúcares de “Liberación rápida”. Que provocan un rápido aumento de los niveles de azúcar en la sangre. La manera en que el cuerpo responde a esta furiosa embestida de azúcar en la sangre es sacándole de allí y llevándola a las células. Si estas no necesitan más combustible  lo almacenan, primero en forma de “glucógeno” en los músculos y en el hígado, y después como grasa. La mayoría de las formas concentradas de azúcar están desprovistas de vitaminas y minerales, a diferencia de los azúcares naturales como los de la fruta.

El azúcar blanco ha  perdido alrededor del 90% de sus vitaminas y minerales, y sin vitaminas y minerales nuestro metabolismo se vuelve ineficaz, y así se contribuye poco a regular los niveles de energía,  mantener la concentración y controlar el peso.

La fruta contiene sobre todo un azúcar sencillo, la fructosa. No es necesario  digerirla, pues se incorpora rápidamente a la corriente sanguínea, lo mismo que la glucosa. Sin embargo, se la clasifica como de “liberación lenta”. Esto se debe a que el cuerpo tiene que transformar la fructuosa en glucosa, que es un proceso  que ralentiza su efecto sobre el cuerpo.

Algunas frutas, como las uvas y los dátiles, contienen glucosa pura, por lo cual son de liberación más rápida. En cambio, las manzanas poseen principalmente fructuosa, y entonces son de liberación lenta. Los plátanos o bananas llevan ambos y elevan los  niveles de azúcar en sangre con bastante rapidez, Sin embargo, todas las frutas aportan fibra, que hace que la liberación de los azúcares que contienen se realice de un modo más lento. Los hidratos de carbono refinados, como el pan blanco, el arroz pulido o los cereales procesados, tienen un efecto similar al del azúcar refinado.

Por tu salud!!!

Edú González Palomino

 

LOS FOSFOLÍPIDOS, LOS MEJORES AMIGOS DE SU MEMORIA

5 noviembre, 2011 Deja un comentario

Los fosfolipidos son las grasas “inteligentes” de su cerebro. Son los expertos en aislamiento, que le ayudan a fabricar la mielina que reviste a todos los nervios, y favorecen, de esta manera, que las señales lleguen sin problemas al cerebro.

No sólo le ponen a usted de mejor humor, refuerzan la mente y mejoran su rendimiento intelectual, sino que también le protegen frente al declive de la memoria y el Alzheimer.

Hay dos tipos de fosfolipidos: la fosfatidil – colina y la fosfatidil-serina. Los suplementos de estas dos sustancias tienen algunos beneficios muy positivos para su cerebro.

Las investigaciones realizadas hasta la fecha con ratas en el Duke University Medical Center, en los Estados Unidos, han demostrado que administrando colina durante el embarazo se crea el equivalente a supercerebros en los descendientes.

Los investigadores alimentaron con colina a ratas preñadas hacia la mitad de su embarazo. Las crías cuyas madres  habían recibido la sustancia, tenían cerebros más grandes y con un mayor número de conexiones neuronales; por  consiguiente, una mayor capacidad de aprendizaje y mejor memoria, características todas ellas que persistieron Hasta la edad avanzada. Este experimento demostró que la administración de colina ayuda a reestructurar el cerebro para que tenga un mejor rendimiento. Los efectos positivos de los suplementos de fosfatidil- serina (PS) son  igualmente sorprendentes.

Aunque su cuerpo pueda fabricar fosfolipidos, es todavía mejor añadir algunos a la dieta. Las fuentes más ricas en estas sustancias en una dieta media son la yema de huevo y la casquería. Hoy comemos mucho menos de estos alimentos a como se hacía hace pocas décadas. Desde que se instauró la manía contra los huevos, en medio de temores infundados de que el colesterol de la dieta era la principal causa de las enfermedades cardíacas, nuestra ingesta de fosfolipidos ha disminuido de manera considerable y a la inversa, el número de personas que sufren problemas de memoria y de concentración ha aumentado.

Ahora podemos entender por qué los leones y otros animales situados en la cumbre de las cadenas tróficas lo primero que devoran son las vísceras y el cerebro. Los zorros son de los animales mejor adaptados de Gran Bretaña. Su comida favorita son las cabezas de los pollos, y no son tontos, desde luego. Pero nosotros sí que lo somos, o estamos en peligro de volvernos tontos a menos que incluyamos fosfolipidos en nuestra dieta.

Una manera de hacerlo es tomando más huevos. Pero ¿no son muy ricos en grasas y en colesterol? Tal como pudimos ver en el último capítulo, las grasas esenciales son buenas. El tipo de grasa que haya en los  huevos depende de lo que se dé de comer a las gallinas. Si se alimentan con una dieta rica en ácidos grasos omega 3, por ejemplo semillas de lino o harina de pescado, conseguirá un huevo rico en omega 3. Un huevo es  tan sano como la gallina que lo pone. Mientras no los fría, los huevos son un gran alimento para el cerebro y fuente de colina más rica de la dieta.

En lo que respecta al colesterol, olvidamos que es esencial para tener una buena salud. el cerebro contiene grandes cantidades de esta sustancia, y también es utilizada para fabricar las hormonas sexuales estrógeno, progesterona y testosterona. No es más que un mito, que lo de que comer huevos ricos en colesterol le provoque a uno enfermedades cardíacas.

El doctor Alfin Slater, de la universidad de California, dio a 25 personas sanas que tenias unos niveles normales de colesterol en sangre dos huevos al día (además de otros alimentos ricos en colesterol que ya  consumían como parte de su dieta normal) durante ocho semanas.

A otra 25 personas sanas se les dio un huevo adicional al día durante cuatro semanas, y después dos durante  las cuatro semanas siguientes. Los resultados no mostraron cambios en las cantidades de colesterol en sangre. Otros estudios muestran los mismos resultados. Comer huevos no eleva el nivel de colesterol en la sangre ni  provoca enfermedades del corazón. Un huevo orgánico rico en omega 3 es un superalimento, en particular si no lo  fríe.

Fuente:

Patrick Holford

Nutrición Óptima Para la Mente

 

Descubriendo la Energía Vital Para Transformar Un Cerebro

3 noviembre, 2011 2 comentarios

Mucha gente conoce que consumir el tipo de grasas equivocado puede provocar afecciones cardiacas, cáncer y obesidad. Pero ¿sabías que consumir el tipo de grasa adecuado no solo reduce el riesgo de contraer estas enfermedades sino que además, protege contra alergias, artritis, eccema, depresión, fatiga, infecciones y desequilibrios hormonales.

Hay tres tipos de grasas: Saturadas, monoinsaturadas, y poliinsaturadas.

Las grasas saturadas y no saturadas no son nutrientes. No son necesarios, aunque el cuerpo puede utilizar para producir energía.las grasas esenciales poliinsaturadas o aceites esenciales.

Casi todos los alimentos que contienen grasa están compuestos de un equilibrio de los tres. Un trozo de carne, por ejemplo, tendrá principalmente grasas saturadas y monoinsaturadas, con un poco de grasa poliinsaturada.

Actualmente muchas autoridades coinciden en que, de nuestra ingesta total de grasa, un máximo de una tercera parte tiene que ser saturada y al menos una tercera parte tiene que ser aceites poliinsaturados que proporcionan dos tipos de grasas esenciales: la familia del acido linoleico conocido como Omega 6, y la familia del ácido alfa linoleico, conocido como Omega 3. Las grasas monoinsaturadas constituyen la otra tercera parte.

El equilibrio adecuado entre Omega 3 y 6 es de 6 a 3. Por lo tanto un “perfil de grasa ideal”, basado en una formación de grasa máxima del 20% de nuestra ingesta total de calorías, podría consistir en:

  1.  4% de Omega 6.
  2.  3% de Omega 3.
  3.  7% de grasa monoinsaturada.
  4. 6% de grasa saturada.

Mucha gente es corporalmente deficiente tanto en grasas Omega 6 como en grasas Omega 3. Además, una elevada ingesta de grasas saturadas y de grasas poliinsaturadas dañadas, conocidas como grasas “trans” (encontramos en alimentos procesados o fritos), impide que el cuerpo haga un buen uso de las pocas grasas esenciales que la persona media consume al día.

Por tu salud!!!

Edú González Palomino

 

El ejercicio como Alimentos Para el Cerebro

1 noviembre, 2011 Deja un comentario

Los beneficios del ejercicio como alimentos para el cerebro parecen casi interminables por que su impacto repercute en todo el organismo, influyendo casi en todos los sistemas fisiológicos.

El ejercicio fortalece los huesos y los músculos, por ejemplo, y mejora nuestro equilibrio. Ayuda a regular el apetito, cambia el perfil lipídico en la sangre, reduce el riesgo de contraer más de una docena de tipos de de cáncer, mejora el sistema inmunológico y nos protege contra los efectos tóxicos del estrés. 

Al enriquecer el sistema cardiovascular, el ejercicio disminuye el riesgo de padecer enfermedad cardíaca, derrame cerebral y diabetes. Combinado con los beneficios intelectuales que parece ofrecer, el ejercicio es lo más cercano que exista en la medicina moderna a una panacea para el mejoramiento de la salud humana. Y tiene que haber formas de aprovechar esos beneficios en los mundos prácticos de la educación y los negocios.                                                                                                                                              

Por tu salud!!!

Edú González Palomino

 

Grasas Esenciales Alimentos Para el Cerebro

30 octubre, 2011 Deja un comentario

Los ácidos grasos esénciales contienen nutrientes fundamentales para Muchos procesos metabólicos y funciones vitales, como el correcto funcionamiento del cerebro, corazón y son la materia prima que el cuerpo utiliza para producir hormonas, grasa cerebrales y prostaglandinas. Estos ejercen un efecto depurativo sobre el organismo, nos protegen de los daños causados por las grasas duras, bajan el colesterol, desengoman las arterias, lubrican las articulaciones, limpian el hígado y permiten establecer un equilibrio hormonal. Los ácidos grasos esénciales juegan un papel importante en casi todas las funciones del organismo.

La naturaleza nos da una vasta diversidad de grasas, por ejemplo: el acido oleico deriva su nombre de la oliva, pero también se encuentra en la palta, las almendras y pecanas, el ácido palmítico viene de la palma, el ácido caproico de la cabra y el ácido láurico se obtiene del laurel. Por último, están las dos grasas esenciales, el ácido linoleico y linolénico, cuyos nombres vienen del latín linum o linaza y sus nombres técnicos son omega 6 y omega 3, respectivamente. Aunque hay múltiples grasas en nuestros alimentos, tan solo dos son esenciales para nuestro cuerpo el ácido Omega 6 y ácido Omega 3.

DEFICIENCIA DE ÁCIDO OMEGA 6 DEFICIENCIA DE ÁCIDO OMEGA 3
Retraso de crecimiento Retraso de crecimiento
Pérdida de cabello Retraso en el aprendizaje
Erupciones en la piel Mala coordinación motriz
Degeneraciones en el hígado Debilidad
Degeneraciones en el riñón Visión debilitada
Comportamiento alterado Comportamiento alterado
Sudoración excesiva y sed Baja inmunidad
Resequedad de glándulas Hipertensión arterial
Susceptibilidad a infecciones Edema
Heridas que no cicatrizan Adormecimiento de brazos y piernas
Infertilidad en hombres Sequedad de la piel
Abortos en mujeres Bajo ritmo metabólico
Problemas al corazón Alto nivel de triglicéridos
Sequedad Vaginal

Por tu salud !!!

Edú González Palomin0

Claves de Alimentos Para El Cerebro

30 octubre, 2011 Deja un comentario

Para una buena Alimentación para el cerebro es necesario identificar lo que se come, Todo lo que tu  necesitas se encuentra en la  naturaleza. Te presento el siguiente panorama para elegir:

Carbohidratos:

Están considerados como la fuente natural más importante de energía. Se dividen en dos grupos: Complejos y Simples.

  1. Los carbohidratos complejos poseen una alta cantidad de almidón. Se encuentran en las verduras, cereales (incluidas el pan y las pastas).
  2. Los carbohidratos simples se hallan en las verduras, frutas, lácteos, gaseosas, golosinas y azúcar. Se sugiere consumirlos en su forma natural para aprovechar las vitaminas y minerales.

Propetínas:

Son fundamentales para el desarrollo celular; es decir, son indispensables para que las células se formen, crezcan, y puedan repararse en determinadas circunstancias. La principal fuente de proteínas es de origen animal: carnes, lácteos y huevos. Otros alimentos como verduras y frutas, también las poseen, pero en una cantidad mucho menor. A modo de referencia, sabemos que 100 gramos de carne magra, langostinos, atún, almendras o fréjoles, aportan la dosis diaria necesaria de proteínas.
Un Paso importante para comer de forma inteligente es conocer los principales elementos de los alimentos. Sepa cuáles son y aprenda a combinarlos:
GRASAS: No son tan malas como se cree. Por ejemplo, permite una adecuada absorción de las vitaminas A,D y E. sin embargo, su elevado consumo puede causar problemas de salud. Se dividen en tres grupos
  1. Las Saturadas: Están presentes en las carnes rojas y lácteos principalmente. Su alto consumo eleva el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  2. Las Monoinsaturadas: se encuentran en el aceite de oliva, por ejemplo, Ayudan a controlar el colesterol bueno.
  3. Las Poliinsaturadas: se hallan en la carne de pescado azul (anchoveta, caballa, atún), soya, nueces y aceite de oliva.
FIBRA: Son de procedencia vegetal, se dividen en dos grupos:
  1. Las fibras solubles están presentes en verduras, frutas (manzanas, fresas, peras), cereales (avena) y legumbres (fréjoles). Aportan energía y regulan el colesterol.
  2. Las fibras insolubles son aquellas que mejoran los procesos digestivos, sobre todo a nivel intestinal. Se las encuentra en las verduras, frutas y cereales.
Regule el consumo de grasas saturadas, procure buscar fuentes de proteínas, bajas en estas grasas, como pollo, pescado, lácteos y huevos. No olvide el consumo de agua: dos litros diarios facilitan la labor de asimilación de los nutrientes.
Por tu Salud !!!
Edú González Palomino

 

Alimentos Para el Cerebro de Tus Hijos

30 octubre, 2011 Deja un comentario

En una encuesta acerca de ¿Qué buscan los padres al elegir los alimentos para sus hijos?; se rebeló la siguiente información:

Los padres de chicos menores de 18 años buscan que sus hijos tengan una “alimentación saludable”, con el objetivo de lograr “el correcto el cuidado del corazón, desarrollo cerebral, la reducción del riesgo de muerte y una mejor inmunidad”.

Así lo reveló una investigación conducida por Ipsos en 24 países, con la intención de saber que buscan los padres cuando arman una dieta saludable para sus hijos.

Según se informó, la muestra, realizada a 6.654 adultos con hijos menores de 18 años, tener un corazón saludable es el principal beneficio buscado en la buena alimentación, ya que es lo más valorado y compartido por los padres y madres de todos los países.

Por otro lado, los padres de Argentina son quiénes más manifiestan que el principal beneficio de una buena dieta alimenticia es el mejor desarrollo cerebral.

La reducción de enfermedades es el más importante para los padres en Francia, Italia, Suecia y Alemania.

La obesidad es una aspecto menos importantes en nuestro país de lo que resultan ser en México y Brasil.

Según Camila Fischer, Directora de IPSOS Marketing, “los consumidores tienen diferentes necesidades en función del lugar donde residen, su sistema de valores, disponibilidad y acceso a alimentos, medicamentos y/o información por parte de organismos gubernamentales y no gubernamentales”.

“Las diferencias de género se hacen presentes en los beneficios distintos que padres y madres buscan en los alimentos. En las mamás, se observa mayor valoración ante aspectos vinculados con un crecimiento y un desarrollo saludable, cimientos éstos para una vida adulta sana”, indicó Fischer.

De esta manera, destacó que “las mamás priorizan aspectos como el desarrollo cerebral, la inmunidad y el fortalecimiento de huesos y dientes”.

“En los papás en cambio, se observan exigencias relacionadas a problemáticas más puntuales, como por ejemplo el riesgo coronario”, concluyó.

Fuente: Noticias Terra

%d personas les gusta esto: